(¯`• Filóloga Bibliófila •´¯): noviembre 2011

Panel de Administración Escritorio Nuevo post
Por diversos motivos a lo largo de este 2017, el blog ha quedado en decadencia. Acumulo lecturas y reseñas muy atrasadas. Pero en breve pretendo retomar la actividad bloggera. ¡Paciencia y buenos alimentos, que no me he ido! (aunque me ausenté sin despedirme... *tirón de orejas*)

Artículo #10: ¿Biblioqué? De libri y βιβλία (*)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Liber, Libri / Biblios, Biblion
Que sirva de precedente que mi blog tiene una palabra que alude al término biblio-. Soy consciente que para algun@s visitantes puede inducir a duda qué significa Bibliófila. Pues mire usted, nada más sencillo como que soy una persona apasionada de los libros. Punto. Lo de Filóloga es que claramente lo soy, especialidad inglés, Inglish Pitinglish como siempre se ha dicho en mis tiempos del cole a modo de cachondeo supongo (otro día haré una entrada sobre Filología). Sea como fuere, se me ha ocurrido pensar al sentarme delante del ordenador y disponerme a escribir algo productivo, ¿cuántas palabras hay en castellano, reconocidas por la RAE, que empiezan por Biblio-? Ya que caigo que el nombre del blog tiene esta desinencia en su nombre ... En fín, como las meigas, haberlas, hailas. Y a montones además. Pero vayamos piano a piano como dirían los italianos:

El término Biblio- proviene del término griego Biblion, cuyo significado es libro, que a su vez procede del latín liber-libri (membrana o corteza de árbol). Tiene su origen en la ciudad libanesa de Biblos que fue en la antigüedad uno de los puertos más importantes en la exportación de papiro. De hecho, biblos significa rollo de papiro y se utiliza para designar el libro de todos los libros, es decir, la Santa Biblia.

Reseña: Carolina se enamora

domingo, 20 de noviembre de 2011

Sinopsis:


Carolina es una chica como las demás: quiere hacer más cosas de las que sus padres le permiten, su paga semanal nunca le alcanza para todo lo que le gustaría, quiere una moto para poder moverse con libertad y tiene la cabeza llena de ideas propias que nunca encajan con las de los adultos. Alegre y optimista, su vida transcurre entre sus amigas, con las que comparte los días y los sueños, el instituto, los exámenes, las fiestas y la familia. Pronto llegarán los primeros besos, robados en la penumbra del portal, la música que suena siempre en el momento adecuado y cuya letra siempre parece contar su historia. ¿Y el amor? ¿Cómo es el amor verdadero? Cuando conoce a Massimiliano parece que la pregunta va a respondrse al fin, pero lo que Carolina no sabe es que el amor también puede hacer mucho daño y que no está preparada para lo que va a ocurrir.


COLABORANAFILIACIÓNPOLÍTICASWEBMAPCRÉDITOS