(¯`• Filóloga Bibliófila •´¯): De la página a la pantalla: Flores en el Ático (1987)

Panel de Administración Escritorio Nuevo post
Por diversos motivos a lo largo de este 2017, el blog ha quedado en decadencia. Acumulo lecturas y reseñas muy atrasadas. Pero en breve pretendo retomar la actividad bloggera. ¡Paciencia y buenos alimentos, que no me he ido! (aunque me ausenté sin despedirme... *tirón de orejas*)

De la página a la pantalla: Flores en el Ático (1987)

viernes, 30 de enero de 2015


~ Atención, puede contener spoilers de la película.

No sería descabellado afirmar que Flores en el Ático, el bestseller de V.C. Andrews basado en la disfuncional familia Dollanganger, bien podría haber sido el Crepúsculo o Los Juegos del Hambre de los años 80. La novela —tan llena de aberraciones, matricidio, filicidio, relaciones incestuosas y psicosis—, conmocionó a millones de lectores en todo el mundo. Tal éxito, como hoy, se tradujo en una película cinematográfica, eso sí, no a la altura de las circunstancias aunque precedida por la gran acogida de la genial obra literaria.

Llegada a Foxworth Hall
Hablando en plata, Flores en el Ático, rodada en 1987, no es que sea una película mala, sino que tiene una manera diferente de desarrollar la historia y de culminarla a su libre albedrío. Con una legión enorme de lectores, aquello no hizo otra cosa que herirles la moral y no hacer justicia a una novela maravillosa desde mi punto de vista. El error que tuvo que pagar la obra de Andrews fue el hecho de que fue escrita en una época que no le correspondía, adelantada a su tiempo. Si V.C. Andrews la hubiera escrito hoy día en los albores del siglo XXI, sería otra cosa. El cine ha mejorado mucho desde el 87, hay mejores directores y más presupuesto. No sé cómo sería EE.UU en los 80, pero en España estábamos viviendo los primeros años de la democracia, con la recién instaurada libertad de expresión y los primeros destapes sin censura franquista. No nos habríamos llevado las manos a la cabeza.

Lo que quiero decir es que Flores en el Ático trata temas malsanos que difícilmente pudieron ser vistos con normalidad en una película —o leídos en un libro— hace casi 30 años viniendo de un país tan puritano como EE.UU (y la cosa no ha cambiado mucho hoy, que digamos). Si han llevado al cine 50 Sombras de Grey y todo el masoquismo que le rodea (polémica incluída), ¿por qué nadie se ha indignado en adaptar para la pantalla grande como es debido la saga de Andrews? ¿Cómo se les ocurrieron en el 87 hacer una película como Flores en el Ático y sin mostrar el incesto de los hermanos Chris y Cathy? Si no iban a mostrarlo, que no hubiesen hecho el film y dejado a los lectores-espectadores con la miel en los labios, es lo que los fans debieron decirse por aquel entonces. No le encuentro explicación aunque intentaré justificarla más adelante.

Por ello, esta versión de Flores en el Ático es un ejemplo de cómo echar por tierra un película teniendo presente un genial libro, ese gran olvidado para muchos cineastas de hoy que no dan el paso de versionarla debidamente y hacer justicia a la historia y a su autora.

Flores rotas


Malvada Olivia
Aún así, como he dicho, la película no es tan mala. Empieza bien, con el estupendo prólogo narrado en voz en off por Cathy. Durante la primera media hora, somos testigos de los momentos más importantes y nos percatamos enseguida de que la abuela de los niños (una impecable Louise Fletcher, siempre con su rostro enjuto e inexpresivo que ni el bótox puede lograr, vestida de negro y su Biblia en la mano, por supuesto para castigar en nombre de Dios) gusta de humillarlos, maltratarlos y despreciarlos como perros con sus crueles normas, una dudosa moralidad y aberrantes restricciones. Al tiempo, vemos la lenta transición de Corrine, de amorosa madre a un monstruo directamente, capaz de cometer filicidio por ser heredera universal de la fortuna de su moribundo padre. Conocemos Foxworth Hall, una inmensa casa de estilo gótico que ya desde el portal irradia miedo y estupor, tan lúgubre y silenciosa. Y por supuesto, conocemos la habitación en la que encierran a los muñecos de Dresde, una estancia tipo zulo, y el gran ático, su prisión. Lo más soprendente de todo es la esperanza que los cuatro hermanos mantienen de escapar algún día de ese horror.

Hasta ahí bien. Y puedo garantizar que el film consigue estremecer al espectador, aunque no de manera tan cruel como en el libro. Pero quienes se lo hayan leído a priori, es innegable que la película no es fiel en absoluto. Está claro que prefirieron hacer una versión libre justificando el argumento y los personajes a una novela sin tener en cuenta lo que ésta contaba. No sé si hubiera sido peor no haber rodado la película. Ciertos pasajes se cambiaron (el final, sobre todo es para tirarse de los pelos); otros se suprimieron, como el incesto hermano-hermana (tema central de la historia y el que todos quisimos ver), aunque viendo cómo trazaron el film y se iba desarrollando todo, uno se percata de que no hubiese tenido sentido. Tampoco el enamoramiento entre Chris y Cathy (que ocurre en libros posteriores), ya que habría sido forzado y absurdo. Eso sí, los actores me parecieron que mostraron la fuerza que tienen los personajes del libro, especialmente la abuela Olivia, Corrine, Cathy y Chris. No habría estado mal que estos últimos tuviesen la edad de los personajes, no parecen ser los hijos mayores al lado de una madre muy joven.    

Cory y Carrie, pequeños asustados
La lógica narrativa se mantiene, es decir, el tiempo pasa inexorable y agonizante en el ático para los Dollanganger. Vemos que paulatinamente se van marchitando al dejar se ser alimentados por su abuela hasta enfermar e idear un plan de fuga para vivir en libertad. Sin duda la parte más emocionante del film, pero al mismo tiempo la que menos justicia le hace al libro. Es aquí cuando nos empezamos a dar cuenta (tras una gran introducción) de que muchas escenas no se corresponden, o en parte, con los pasajes de la novela. Para no spoilear implícitamente aquí, si quieres conocer algunas visita el enlace "Flores en el Ático: diferencias con el libro" del final del texto, en los datos de interés. Allí recopilo las más significantes (y que recuerde).

A esto (lo de suprimir pasajes o cambiarlos) puedo alegar que o bien el presupuesto no les dio para más (sólo hay que mirar la horrible peluca que le enfrascan a Cathy), o era demasiado para la época (recordemos, el año 1987). O por qué no, no les dio la gana rodarlas dada la versión libre que hicieron, sin posibilidad de la secuela con Pétalos al Viento, o quisieron que la película obtuviese un "apto para todos los públicos". Pero jamás le perdonaré al director y/o los guionistas que hiciesen con la historia lo que les salieran del moño ni incluyesen el incesto entre Cathy y Chris, a pesar de todo.

Cathy y su bailarina
Como colofón, la inquietante banda sonora, la melodía de la cajita musical de Cathy, el tempo narrativo in crescendo en su hora y media de metraje (unos minutos más habrían estado mejor), el escenario de Foxworth Hall y las actuaciones consiguen crear una atmósfera de terror y desesperación. La película cumple con su cometido, que es el que quisieron darle: entretener. Lo demás que no se vio lo dejaremos a nuestra imaginación leyendo los libros de una saga que desde luego no ha dejado indiferente a nadie.

Visto el resultado, Flores en el Ático es una saga qué debería ser llevada de nuevo a la pantalla grande, donde tendría un éxito superior e inminente, pero cumpliendo lo escrito por V.C. Andrews y con el tan importante incesto entre los hermanos.

CUIDADO, ESTO NO ACABA AQUÍ:

¿Versión fiel?: En absoluto, no le hace justicia al libro para nada. El final no da pie a la siguiente parte, Pétalos al Viento, y la relación incestuosa que todos supongo quisieron ver cuando se estrenó la película ni de lejos se palpa. Se cargaron el film completamente, y es una pena.
¿Mejor o peor que la novela?: Dicho lo anterior, es obvio que peor.
¿Merece la pena?: Sólo si eres fan de la saga y si ves primero la película y luego lees el libro, para no llevarte sorpresas durante el visionado.

Datos de interés:

Recientemente supe de la existencia de un remake para TV. El canal estadounidense Lifetime se comprometió a versionar la saga entera, cosa que ya ha hecho con la presente Flores en el Ático y su secuela, Pétalos al Viento, rodadas ambas el pasado 2014. Para este 2015 llegarán las demás. Ya veremos en qué quedarán.

[www] Reseña Flores en el Ático.
[www] Tráiler original.
[www] Tráiler del remake (2014).
[www] Flores en el Ático: diferencias con el libro (cuidado, hay spoilers).

1 bibliofilia:

  1. Ya estan todas las peliculas de la saga hasta la 4, la de Jardín Sombrío no será rodada en película.

    ResponderEliminar

Límpiate los zapatos antes de entrar si quieres que te abra la puerta. Si vienes con spoilers, llama primero al timbre. Si traes publicidad o spam, ni te molestes en llamar. Dime quién eres y deja la anonimia aparcada junto al felpudo. Si quieres que visite tu morada, dímelo, y si me gusta cómo la tienes, seremos buenos vecinos. Si me dejas mensaje en mi buzón, te mandaré otro a ti.


COLABORANAFILIACIÓNPOLÍTICASWEBMAPCRÉDITOS