(¯`• Filóloga Bibliófila •´¯): "Tengo un blog y no dudaré en usarlo"

Panel de Administración Escritorio Nuevo post
Por diversos motivos a lo largo de este 2017, el blog ha quedado en decadencia. Acumulo lecturas y reseñas muy atrasadas. Pero en breve pretendo retomar la actividad bloggera. ¡Paciencia y buenos alimentos, que no me he ido! (aunque me ausenté sin despedirme... *tirón de orejas*)

"Tengo un blog y no dudaré en usarlo"

jueves, 8 de octubre de 2015

Esta entrada es un tanto peculiar, pero igual necesitaba dar parte. Podría llamarse "Crónica de una taza maldita" o "Lo que pudo haber sido y no fue". O mejor "Por una vez que gano algo... plaf". Todo se reduce a que gané la tazita molona del concurso de reseñas que organizó la editorial SM este verano. La reseña ganadora fue Pomelo y Limón (LÉELA si quieres) y era requisito sine qua non para participar que fuese un libro de la editorial y reseñarlo en este año. Lo tenía, como se suele decir vulgarmente, a huevo. No la tenía prevista para el concurso (esperaba en borradores con divina paciencia), así que me lancé y le di prioridad; a fin de cuentas no costaba nada mandar un pequeño email. Intuí, no sé yo, que podría gustar; si bien es verdad que me esmeré un poquito de más con la reseña. Fueron creo unos 6 ganadores y voilá, me tocó una. ¡Qué ilusión! ¡Y por fin gano algo!
Pero, mi gozo en un pozo. O el plaf de antes: la tazita me llegó rota. Y la mía no fue la única en sufrir el mismo destino fatal. Pude ver por Twitter que a otra chica mínimo le llegó hecha añicos. Pero como yo soy de ilusionarme con las pequeñas cosas, me empeciné en tener la tazita como fuera, vamos, que me encapriché de ella. Así que no había otra manera que hacer manualidades (a estas alturas, desde el cole...) y echar mano del Super Glue, ese pegamento que todo lo pega. Podrá parecer una tontería y no es más que una simple taza, lo sé... pero ¡oye!, que la he ganado, me la merezco. Y por una vez que cae la breva... Eso sí, no podré beber leche con ella, pero al menos me sirve de lapicero. Y tan mal no se le da.

Así que, tomándome todo con filosofía, paso a la presentación formal. Señoras y señores, niños y niñas, he aquí mi resucitada taza-lapicero de SM haciéndole compañía a mi ordenador (con mi blog en pantalla). Ha quedado mona. Si la juzgáis, por favor, sed buen@s con ella, que está muy débil la pobre y no está para sustos. Ni yo tampoco.


Gracias, no obstante, a SM por el envío algo accidentado de la taza.

6 bibliofilias:

  1. Si te sirve de consuelo, yo también la habría pegado y tratado con tanto mimo. No sé si a la editorial le quedarán más tazas, pero se podían estirar un poco, que te curraste la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso otro plof: no le quedaban cuando informé que la mía estaba rota. Me ofrecieron en su lugar una de Memorias de Idhún, pero claro, no es esta.

      Gracias por pasarte, Mayte //

      Eliminar
  2. Hola! ^^
    Pues no ha quedado nada mal. Una lástima que te llegara estropeada, la verdad es realmente cuqui la taza.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Super cuqui. Y la frase mola.
      Salu2 y gracias por tu comentario //

      Eliminar
  3. Hola! La taza nos gusta mucho, es muy chula! Que rabia que llegaran rotas... :( bueno por lo menos le has encontrado otra utilidad jeje

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
  4. Pues que pena, aunque la has apañado muy bien^^

    ResponderEliminar

Límpiate los zapatos antes de entrar si quieres que te abra la puerta. Si vienes con spoilers, llama primero al timbre. Si traes publicidad o spam, ni te molestes en llamar. Dime quién eres y deja la anonimia aparcada junto al felpudo. Si quieres que visite tu morada, dímelo, y si me gusta cómo la tienes, seremos buenos vecinos. Si me dejas mensaje en mi buzón, te mandaré otro a ti.


COLABORANAFILIACIÓNPOLÍTICASWEBMAPCRÉDITOS